ATARDECER EN "VENECIA"

La Venecia Africana. Así presentan los locales al poblado de Ganvié, aunque hay otros lugares que ostentan la misma definición y calculo que ninguno se le parece. El poblado lacustre tiene sus orígenes en la época de auge de la esclavitud. Buscando escapar de las masivas capturas, se instalaron a vivir alejados y rodeados de agua. No ha cambiado mucho la vida desde entonces, salvo por algunos botes a motor, productos que vienen de afuera, la escuela y algún adelanto tecnológico. Ahora que recuerdo, también vi un hotel en estridente color amarillo. Hay un continuo movimiento entre el caserío de palafitos y mas allá, hacia y desde tierra firme donde las canoas mágicamente se convierten en veleros, alzando un improvisado mastil e izando una más improvisada vela hecha de harapos. Pero lo importante no es la estetica, sino aprovechar la fuerza del viento y aligerar el paleo de los remos. La estética si pasa por los coloridos atuendos que dan su impronta a la escena. No hay edades para los navegantes, desde niños muy pequeños a ancianos. Sus manos se levantan al cruzar las nuestras. Ya en la "Venecia" los saludos son mas efusivos, especialmente de los pequeñitos, que se asoman de puertas y ventanas, tal vez como parte de su escueta diversión. Sacamos los chupetines y globos de la mochila e intentamos ir compartiendo al paso, de bote a canoa, o acercándonos a las ventanas. Pero como era previsible, la voz corrió y fuimos superados, invadidos cual bucaneros, no quedó otra que suspender, pero al desembarcar en una especie de centro comunitario no tuvimos escapatoria. Es impresionante la cantidad de niños y ya al atardecer, canoas colmadas de marrones uniformes evidenciaban que la escuela estaba cerca.
La vuelta con el fresco de la tarde, el ruido del motor y el sol desapareciendo en el horizonte fue como un bálsamo para un día de alto estrés donde nos habían retenido nuestros pasaportes por el ya clásico problema de visado. Mañana veremos qué nos depara la aventura africana.


Nombre
E-mail
Comentario