MERCADO DE COLORES

El mercado de domingo en Sokore se torna musulman, así nos lo explicaron, ya que los puestos de los cristianos estan cerrados. Me faltaría averiguar qué hacen los animistas. Son las tres religiones mas comunes de la región. El mercado es siempre un termómetro cultural en cuanto a gustos y estilos de vida por un lado, y por otro, su nivel de producción fabril. Esto último, prácticamente cero por aquí. Todo es natural, desde las harinas, arroces, hasta el aceite de palma. El sector de carnes es directamente no apto para impresionables. La segunda planta, me explican, es para la ropa, que tampoco escapa al perfil artesanal. Allí, costureras y sastres con sus "Singers" esperan pacientemente la llegada de un cliente. Lo que todos los mercados tienen en común son los colores, la diversidad de formas, los aromas y la mirada iluminada del puestero, donde se lee la esperanza de un buen día para la venta. @ Togo


Nombre
E-mail
Comentario