China, Malasia, Tailandia, Sudáfrica 1999 - Nota Resumen

Este viaje se nos presenta como el gran desafío para consolidar definitivamente que se puede viajar con niños. Motivados por el éxito de nuestra primera aventura con Sofía dos años antes, donde no solo sumamos coraje y experiencia sino también a Sabrina, que concebida en París sería la gran excusa para partir nuevamente en busca de su bautismo de viajera. Un personaje fuera de serie y viajero también por naturaleza se suma al proyecto de la parte de China, Miguel Ferroni un amigo del alma, quien de alguna manera es el coautor de la meta puntual del viaje “andar en bicicleta en la gran muralla” , acostumbrado a viajar solo, su propio desafío más grande era viajar con nosotros, con una beba de 1 año Sabrina y Sofía de casi 3. Para completarla, a último momento, suma a Corita por entonces su novia que nunca había viajado al exterior y de entrada salía para China.

La planificación del viaje se nos complica bastante. Por un lado, país comunista por entonces, no era fácil conseguir información. Las ofertas de las agendas tradicionales eran demasiados turísticas y estructuradas para nuestro gusto, además de muy costosas y no contemplaban familias.

Muchas fueron las consultas, desde ir a la embajada hasta enloquecer a los agregados culturales. Cuando casi dábamos por cerrada la fiabilidad de este proyecto hago una tarde, un último intento, llamo a la embajada y me dicen que tenían una nueva agregada cultural. Me escucha todo mi relato y en un castellano con un fuerte acento me dice: muy simple usted necesita agencia China y me pasa un teléfono de Buenos Aires. Llamo y me atienden directamente en Chino, cuando sigo hablando en castellano, esta persona me dice "pela un cachito" (del porteño espera un cachito” pero en "casi Chino", muy gracioso). Luego de "pelar un Cachito", me atiende Marie Jeane una uruguaya divina con un tono de voz que desde un principio me dio la sensación de haber dado con la persona justa.

Realmente encontramos alguien que entendía y hablaba nuestro idioma de viajero. Pudimos armar a un costo muchísimo más bajo un desafiante itinerario, aprovechando para visitar todo lo que estuviera de paso y a nuestro alcance.Desde entonces Marie Jeane nos ayuda para todos nuestros viajes.

Volviendo a focalizar que este es sólo un resumen, voy a los detalles. Partimos un 19 de Mayo de 1999 (4 días después del cumpleaños número 1 de Sabrina).

En este viaje visitamos 4 países, Recorrimos principalmente China y Malasia pero de paso conocimos el extremo de Sudáfrica y la isla de Pucket en Tailandia. 4 culturas diferentes. 4 Idiomas diferentes.

Estuvimos en las Ciudades de Beijing, Xian, Shangai, Kuala Lumpur, Malacca, Pucket, Cape Towm y como escalas en Hong Kong y Johanesburgo. Nos movimos en 12 aviones, Buses, Barcos, Taxis, Subterráneos, Motos, etc. Finalmente pudimos cumplir la meta andar en Bicicleta en la Muralla China (poquito pero lo logramos). Visitar las Tumba del emperador XXXX y admirar su famoso ejército de guerreros de terracota. Deambular toda una tarde por un barrio común chino musulmán en Xian arreglándonos con señas y sonrisas. Descubrir caminando por sus calles la cosmopolita Shangai y sus contrastes coloniales y futuristas. Sorprendernos por la modernidad y orden de Malasia y compartir su interesante mix cultural donde conviven raíces musulmanas, hindúes y chinas en armonía. Admirar el contraste de las torres Petronas y la tradicional e histórica Malacca. Disfrutar de un descanso en las playas de Pucket sin dejar de deambular y aprender. Pararnos en la puntita de África donde se unen majestuosamente el Atlántico y el Pacífico al sur de Ciudad del Cabo, etc., etc...

Pero lo que mas nos quedó grabado fue la sensación que vivimos durante toda nuestra estadía en China, donde si bien viajeros occidentales hay muchos, en ese momento al menos ,viajando con niños no había!. Si a estos sumamos la ley de tener un solo hijo, el movernos con dos niñas rubias y llamativas generaba un impacto a veces difícil de transcribir. Por momentos no podíamos avanzar , todos querían sacarse una foto con ellas, tocarles al pelo, alzarlas. Principalmente se daba con el turismo interno Chino que venía de zonas remotas del país donde nunca habían visto, en vivo y en directo, un niño occidental, menos 2 y hermanas.

Durante toda la estadía en China nos tuvimos que mover con un guía local de la agencia gubernamental que concentra todo y que actúan más como agentes de control que como guía a quienes literalmente volvimos locos saliéndonos de su estructurado esquema todo el tiempo y discutiendo algunos aspectos filosóficos sociopolíticos.

Nuestro reconocimiento especial para Modesto, nuestro guía de Shangai, el mas "latino" de todos quien además de adoptar ese nombre había aprendido español con una profesora mejicana y hablaba casi sin acento como un mejicano, era muy simpático escucharlo decir y ahoritaaa chamaquitas nos vamos para.. Pudimos contar con el fuera de esquema todo un fin de semana moviendonos libremente en colectivo, subte, a pie, Su cariño para con nosotros siempre recordaremos.

Fue un viaje donde aprendimos mucho gracias a las numerosas situaciones que vivimos y sumaremos en otros relatos.

Esta aventura, por muchos años, fue la más emblemática y comentada por la osadía de viajar tan lejos con niños tan pequeños. Para nosotros fue fortalecer la idea de que podíamos balancear y alcanzar nuestros sueños. Saludos por 4G Sofia, Sabrina, Ale, Eduardo

NOTA: Este resumen lo estoy escribiendo a casi 12 años de este viaje. Para los que peguntan si los niños disfrutan miren las caras en la fotos. Para los que dicen que “es inútil, no se van a acordar de nada... lo que no queda en la mente queda en el corazón y el espíritu. Saludos x 6G Sofia, Sabrina, Matteo, Tomas, Alejandra, Eduardo Giusiano.

Pequeño album viajero 1995-2014

Nombre
E-mail
Comentario