Aprendiendo a viajar con niños

Sin duda uno aprende a viajar con niños y la suma de experiencia hace que se pueda avanzar, desarrollarse como equipo y realizar aventuras más osadas y complejas.

Los niños no tienen que ser la excusa para “no viajar” o “no hacer” lo que fuere. En nuestro caso específico pasaron a ser justamente la excusa para volver a viajar. Cada uno tuvo de alguna manera su “bautismo de viajero” aproximadamente con un año de vida, simbólicamente como viaje y también, por llamarlo de alguna manera como rito. Sofía en el Jordán, Sabrina en el Indico, Matteo en el Atlántico Norte y Tomas en el Nilo.

Esta claro que un viaje con niños no va a ser igual que un viaje en pareja. Hay cosas que no podremos hacer o al menos no de la misma manera (una cena romántica, 4 horas en un museo, etc.) Pero emergerán nuevas cosas por realizar, diferentes formas de disfrutar.
Va a ser clave que desde un principio tratemos de entender el nuevo contexto en el que nos moveremos y proyectemos un viaje que nos permita disfrutar en familia. Ni solo, ni en pareja, ...en familia.

Como todo en la vida el secreto es buscar el equilibrio y balancear el viaje tratando de mezclar un poquito de todo lo que les gustaría hacer a los diferentes miembros de la familia.
Como para darles un ejemplo, si hubiéramos estado sin niños en China posiblemente no hubiéramos cruzado medio Beijín para ir a ver osos pandas al Zoo, pero sumamos esa visita para ellas y lo disfrutaron mucho, como nosotros disfrutamos del Templo del cielo y para ellas fue un edificio raro mas.

En otro escrito voy a tratar de compartir alguna información más técnica de cómo viajar con niños. Ahora, simplemente me gustaría que quedara firme el concepto de que se puede viajar y disfrutar con niños de todas las edades, sin importar lo complejo del viaje.
Sin ellos hubiéramos sido solo un par de viajeros más, con ellos fuimos algo diferente en todos las aventuras. Son una atracción natural, generan una conexión especial con la gente local, lo que nos permitió en muchas oportunidades disfrutar de ese contacto humano tan especial que no necesita de idiomas y a veces ni de palabras.

Realmente nos abrieron las puertas hacia un estilo de viaje diferente, profundo, inolvidable. Al punto que hoy nos cuesta pensar en viajar sin ellosy cuando lo hemos hecho sentimos que no estamos completos, que nos falta algo...

Nada de todo lo expresado invalida la cruda realidad de que no es fácil ni relajado viajar con niños. Todo lo que comúnmente se vive en un día normal sucede también durante la travesía. Hambre, peleas, berrinches, cansancio, protestas y cuando eran bebes hay que adicionar, pañales, mamaderas, etc., etc. Pero cuando uno esta de viaje todo eso (que en casa sería una crisis), pasa a segundo plano y es solo parte del desafío de viajar con lo chicos.

Viajar con los niños a lugares tan remotos también suscitó en su momento, una serie de opiniones, juicios, etc. Razón por la cual siempre hemos armado nuestros viajes en el más estricto secreto para evitar tener que dar explicaciones inútiles

Dentro de la numerosas criticas recibidas al respecto, podemos mencionar algunos “clásicos” como ser: “por que no esperas que sean todos grandes y los llevas en una edad que puedan apreciar mas...?”; “no se van a acordar nada...”; pobres chicos a donde los llevan...”

Sobre esto podemos decir...

Si no hubiéramos aprendido a viajar, primero solos, después con uno, luego con dos y así hasta tener los cuatro... no hubiéramos hecho posiblemente nada...

Cuando es el momento correcto..? Solo Dios sabe que nos depara la vida, el momento si se puede, es hoy...

No “llevamos a los niños”, hacemos un viaje en familia... Les puedo asegurar que, lo que no recuerdan, les queda grabado en su interior y forma parte de su formación, que aflora en el futuro.

Los lugares remotos y exóticos tienen naturalmente esa maravillosa diversidad natural que brinda a los niños un espectáculo sin fin a toda hora.

Los niños disfrutan el viaje...? Miren sus caras en las fotos y no se necesita agregar más palabras.


Contacto
Nombre
E-mail
Visual CAPTCHA
Comentario
info@familiaviajera.org