Algunas acciones concretas de nuestros entrenamientos

Caminatas "con discurso": Salir a caminar todos juntos y aprovechar para charlar y comentar detalles del viaje, “magnificando” todo, tanto lo que se va a disfrutar como también y principalmente las exigencias de la próxima aventura. En esta etapa no se minimiza nada, todo mas vale, se exagera. Para minimizar tendremos muchas ocasiones durante el viaje real. Guarden para ese momento el “ya falta poquito...” “aguanten ya llegamos...” etc.

Caminata con equipo completo: Similar a la anterior pero de aprox 6 km con las mochilas cargadas. Esta caminata la utilizamos a unas 2 o 3 semanas antes de la partida, es la concientización final, casi perfil “marine”, super exigente... El que protesta, se queja, no llega ...no viaja... Puede sonar duro pero el festejo de llegar genera una motivación extraordinaria. ( ver anécdota de los sifones de soda)

Defensa Personal: Lo incluimos en los últimos dos viajes, lo realizamos con un instructor de la policía. Principalmente se trabajó la parte de concientizar sobre los peligros y como actuar. Siempre bajo la consigna ya expresada de evitar el conflicto y de no ser posible ante una agresión aprender a zafarse y/o golpear para huir, nunca para mantener una pelea. Es impresionante como aprenden los chicos y como ayuda para mentalizarnos en actuar en equipo ante una situación extrema.
Paradójicamente el único atacado y en un país de primer mundo fui yo (Eduardo)..., pero esto lo dejamos para un relato...

Higiene preventiva: Siendo fundamental para algunos países. Es clave que tomen conciencia de no tomar agua de la canilla, (incluso en algunos lugares de no abrir la boca al bañarse), usar el alcohol en gel, los paños desinfectantes, no meterse las manos en la boca, precauciones en baños públicos ( todo un arte), etc.Siendo niños, no se pretende que lo recuerden constantemente, pero sí, que no sea motivo de protesta o discusión, acatar y hacer, cuando se lo estén constantemente marcando durante el viaje.

Respeto de pautas culturales: Esto no es menor cuando se viaja con “pequeños latinos” a países de culturas tan disímiles con pautas religiosas también muy diferentes. No cumplirlas puede ser tomado en algunos casos como descortesía o falta de respeto. Por ejemplo besos y abrazos, son muy latinos muy poco orientales. Para la India por ejemplo practicamos fuertemente el Namasté con las manos al pecho en rezo y dejamos muy en claro que no tenían que abrazar ni besar. Fue sumamente fuerte para ellos ver a Tomas de 3 años saludarlos siguiendo sus pautas. Nobleza obliga una vez que entraban en confianza a algunos le pegaban una abrazo que quedaban duros de la emoción.

Roles y responsabilidades: Esto lo pusimos en práctica en los últimos viajes ya con los chicos más grandes. Sin lugar a dudas, bien manejado esto genera un compromiso y una motivación adicional interesante. Esto en forma simple no es mas que ser los encargados de algo que agregue valor al equipo, como ser: recargar las baterías, recabar información de los países, encargarse de conocer un mínimo de palabras útiles en el idioma local, etc.- Ya en viaje es muy motivante delegarles algunas tareas simples pero que involucran cierto desafío ya sea por el idioma o el contexto. “anda a preguntar...”, “anda a comprar agua” etc. Siempre bajo supervisión de un mayor a distancia.

Creo importante que tengan claro que nada de esto funciona a la perfección, ni lo tomamos de manera extrema. Son niños y muchos!! Pero sí, se logra establecer una mínima base de orden y preparación con el objetivo de eficientizar nuestro desenvolvimiento como grupo y así disfrutar lo más posible nuestras aventuras.


Contacto
Nombre
E-mail
Visual CAPTCHA
Comentario
info@familiaviajera.org